Categories

Recent Posts

recent comments

There is no comment

La higuera, planta de leyenda

El nombre científico de esta planta es ficus carica el cual se refiere al nombre del fruto y a la región de Caria, en Asia Menor, localización geográfica de la que procede.

La higuera, planta de leyenda

El nombre científico de esta planta es ficus carica el cual se refiere al nombre del fruto y a la región de Caria, en Asia Menor, localización geográfica de la que procede. La higuera es un árbol del género ficus de la familia de las moráceas, se extiende por toda la zona mediterránea y suele crecer en terrenos rocosos y de clima cálido. Estas características y la extremada fuerza de sus raíces causan que a día de hoy puede crecer de forma espontánea por toda esta área. En la época del descubrimiento de América, llegó al nuevo continente y ahora variedades de esta planta se pueden encontrar por todo el mundo.

Es un árbol que resiste bien tanto las sequías como la salinidad. Se puede cultivar en tierra de diferentes tipos e incluso de poca profundidad, pero siempre rinde mejor en suelos capaces de almacenar agua. No es extraño encontrarse ejemplares aislados en lugar de ver bosques ordenados, soportan las variaciones de temperatura para poder madurar hasta las partes inferiores de las faldas de las montañas. Son plantas que aprovechan estupendamente las lluvias otoñales del clima mediterráneo. Sus hojas son tupidas, causando una sombra amplia e impidiendo que malas hierbas puedan prosperar cerca de ella.

Uno de los detalles más curiosos de esta planta es que lo que la gente considera sus frutos, son en verdad sus flores, su fruto son las pepitas que se pueden encontrar dentro de la pulpa carnosa de los higos. Pese a ser un árbol que esconde sus flores dentro del capullo que forman los frutos, aun así se polinizan y poseen un sistema natural para la diseminación de sus semillas. Cuando los higos están maduros, segregan un líquido similar a la miel por su extremo, este dulce néctar atrae a pájaros e insectos por igual que al comerse los frutos ingieren las semillas, que necesitan pasar por el tracto de los pájaros para ser fértiles. Por estos detalles, en China se conoce a este árbol por el nombre de “Fruto sin flor”.

Este árbol y su fruto se llevan cultivando durante milenios. Los antiguos egipcios ya los recolectaban, como demuestran sus jeroglíficos. Su aroma característico, la dulzura de sus frutos e incluso la cualidad que tiene de dar dos tipos de frutos distintos (higos y brevas), con dos épocas de recolección distintas, han hecho de esta planta un recurso muy importante para los pueblos mediterráneos a lo largo de los siglos. Los higos se consumen tanto frescos como secos, tras ser secados por procesos naturales, los cuales también ayudan a su conservación y además varían sus propiedades nutritivas.

No es accidental que la higuera sea el centro de varios mitos, cuando es una planta que da fruto y aparentemente carece de flor, además de engrandecer el misterio al poseer sabia de color blanco. En la tradición clásica se dice que los fundadores de Roma, Rómulo y Remo, fueron amamantados por la loba Luperca bajo una higuera y llegó a ser una de las causas de la Tercera Guerra Púnica; Sidarta Gautama, más conocido como Buda, alcanzó las revelaciones sobre las que se fundó el Budismo bajo una higuera; Incluso el libro del Génesis describe como Adán y Eva taparon su desnudez con hojas de higuera tras su pecado; a su vez, Judas escogió una higuera para terminar su vida.

Sin embargo, la leyenda más conocida relacionada con esta planta tiene que ver con la Noche de San Juan, en la cual además de suponerse una alta afluencia de espíritus es el nacimiento de tradiciones como las hogueras y el salto a las mismas, entre otras. La tradición que atañe directamente a esta planta es la que dice que si se logra “contemplar la flor de la higuera” durante esta noche, dicha persona contará de suerte y fortuna el resto de su vida. Esta planta de leyenda también tiene un lugar importante en el folklore de pueblos como el griego, el judío, el egipcio o el persa.

 

Dentro de nuestra variedad de productos, se puede encontrar el aroma a higuera en nuestras esferas Premium, como parte de nuestra nueva colección de perfumes mediterráneos. Junto a la higuera se pueden encontrar aromas como la hierba recién cortada, el geranio, la mimosa, la magnolia o la manzana.