Recent Posts

recent comments

There is no comment

Flor de cerezo, el heraldo de la primavera

La flor de cerezo ha sido desde tiempo inmemorial uno de los principales símbolos del final del invierno y el comienzo de la primavera.

Flor de cerezo, el heraldo de la primavera

La flor de cerezo ha sido desde tiempo inmemorial uno de los principales símbolos del final del invierno y el comienzo de la primavera. Saliendo de la oscuridad y el frío de la estación gélida para florecer con los días cada vez más cálidos y largos. Una de las imágenes más características es ver estos árboles con abejas zumbando a su alrededor, promesa año tras año de las esperadas cerezas un par de meses más tarde.

Su delicado y fresco aroma facilita el despertar de nuestra felicidad interior, la cual ha estado luchando contra la frialdad el invierno durante meses. Además de su fragancia, su fruto es uno de los más consumidos por temporada a nivel mundial, utilizado en cocina y repostería; sumándose a sus usos ornamentales y a la buena calidad de su madera, este árbol frutal es de los más apreciados y valorados por sus múltiples usos.

A su vez, la flor, el fruto y hasta los rabillos de las cerezas tienen usos terapéuticos. Siendo una infusión de sus flores un remedio tradicional diurético y una ayuda contra el estreñimiento. Suele utilizarse para tratar enfermedades como la Gota o la Artritis y ayudar en situaciones de obesidad o retención de líquidos. Por otro lado, una cocción de los rabillos de las cerezas tiene efectos cicatrizantes si se aplica sobre heridas o rasguños.

Su origen los sitúa en las áreas del Mar Negro y el Mar Caspio, extendiéndose por Asia Menor. Pero una de las mayores características del cerezo es su facilidad de adaptación al terreno, lo que ha hecho que se propague por todo el hemisferio norte, principalmente en zonas de clima templado. Sus delicadas flores cubren todos estos parajes con un efímero manto durante la época de floración, estas flores no se marchitan nunca, ya que en su fragilidad son arrancadas de los árboles por el viento antes de que esto ocurra.

Estas características han hecho del cerezo y su flor símbolos de la cultura japonesa a lo largo de los siglos. Sus peculiares flores, causaron que los samuráis se sintiesen identificados con ellas, ya que buscaban una muerte honorable en el campo de batalla mientras aún eran jóvenes, sin tener la oportunidad de “marchitarse”. En algunas de las primeras obras literarias de este país ya se describe esta flor como un símbolo de la delicadeza del ser humano y la fugacidad de sus vidas.

El sakura (flor de cerezo en japonés) es uno de los principales símbolos de la cultura del “Hanami”, arte de la contemplación de la belleza de las flores. Tras haber pasado el invierno como árboles de ramas desnudas, en unos pocos días los retoños florecen y se cubren de miles de flores. Todos los años se celebra un festival en todo el país, en el cual las familias y amigos se reúnen bajo los árboles en flor a compartir comida y celebrar la vida y la llegada de la primavera. Esta celebración se mantiene hasta bien entrada la noche, momento en el que se llama “Yozakura” (cerezos en la noche).

En España tenemos nuestra propia versión de esta celebración, en la que más de millón y medio de árboles se visten de blanco al unísono durante un breve periodo de tiempo. La fiesta de “El cerezo en flor” se realiza anualmente durante la segunda quincena de marzo en la región del Valle del Jerte, donde varias de sus localidades se turnan para organizar el festival visual que brinda la floración de estos árboles. Dada su espectacularidad, su belleza ha traspasado las fronteras de la región, siendo nombrada en 2010 Fiesta de Interés Turístico Nacional.

En nuestra gama de productos puedes encontrar la flor de cerezo en mikados de 180ml90ml y 18ml, como ambientador de coche o en formato vela. A su vez se puede encontrar como Kit decorativo completo Natural Wood o comprar su recambio de 100ml y poder construir vuestro propio Natural Wood personalizado con madera natural o barnizada y un recambio de cañas de ratán